Archivo | Food&Medio Ambiente RSS feed for this section

“BÉBELO Y CÓMELO”

9 May

En México, unos estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) han diseñado unos vasos comestibles, es decir, puedes tomar por ejemplo café, y luego comerte el vaso. Una idea muy interesante ¿no creéis?.

Este curioso vaso se ha desarrollado como alternativa ecológica, para intentar reducir el consumo de los vasos que se fabrican con plástico. Este vaso comestible está hecho de una masa similar a la de las galletas, pero la diferencia radica en las cantidades de los ingredientes que hacen que el vaso tenga todas las características térmicas que necesita, que no se deshaga con facilidad y que su consistencia se mantenga entre 15 y 20 minutos con agua hirviendo sin que se ablande.

El IPN informó que los alumnos podrán agregar nutrientes y sabores a la masa del vaso y, además, están barajando la posibilidad de elaborar también platos que después de ser usados puedan ser ingeridos o desechados sin dañar el medio ambiente por su contenido orgánico.

Los alumnos que diseñaron el producto están ahora en proceso de registrar el nombre y la marca del producto. Cuando presenten el producto estaremos bien atentas porque nos parece una idea muy curiosa  y una gran alternativa para proteger el medio ambiente.

Anuncios

HAMBURGUESA DE CANGURO

3 May

 

Para aquellos amantes de la carne, llega desde el continente australiano la prima hermana de las hamburguesas de caballo.

Si eres de los que les da reparo llevarse a la boca un pedazo de carne de lo que en su momento fue un animal tan elegante como el caballo, tampoco podrás  soportar la idea de comerte a ese adorable animalito con bolso incluido llamado “canguro”. Sin embargo hay que advertir que  se postula como la carne del porvenir por ser la opción más respetuosa con el medio ambiente, ya que es la que produce menos gases de efecto invernadero.

Los canguros, que no son rumiantes, apenas generan metano. Ello convierte al marsupial en la opción cárnica más sencilla y bien vista. Pero además de la protección medioambiental, una dieta basada en la carne de canguro tampoco tiene desperdicio, al tratarse de la carne roja más magra y con mayor contenido proteico, además de ser rica en hierro y zinc, y la mejor fuente conocida de ácido linoleico conjugado.

Respecto a su sabor, se considera una de las más exquisitas entre las distintas carnes de caza. Es roja, muy parecida al solomillo de buey o al de ternera, pero más tierna y sabrosa, además de tener un ligero gusto a caza.


VACAS CONTAMINANTES, METANO Y CAMBIO CLIMÁTICO

29 Mar

Diversos estudios de investigación (Universidad de California, Instituto de Investigaciones Medioambientales de Aberystwyth en el Reino Unido, grupo de científicos argentinos del INTA) han concluido que los rumiantes contaminan 4 veces más que los automóviles, y lo hacen a través del gas metano que liberan con sus ventosidades, excrementos y eructos. Éste tiene la capacidad de atrapar 20 veces más el calor que el dióxido de carbono (CO2), considerado principal gas de efecto invernadero(GEI). El tema preocupa a los expertos, por lo que un grupo de estudio del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Argentina (INTA) han tratado de colocar una especie de tanque con un tubo de plástico conectado al estómago de las vacas para obtener información sobre los niveles de metano que se producen en estos animales.

Según otro informe divulgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero que el sector del transporte, siendo también una de las principales causas de degradación del suelo (el sobrepastoreo y la erosión contribuyen a la desertificación) y recursos hídricos (eutrofización por la presencia de desechos animales, fertilizantes, pesticidas, antibióticos y hormonas).

Cada año la humanidad consume más carne y productos lácteos, de modo que el sector pecuario es el que experimenta el crecimiento más rápido en el mundo en comparación con otros sectores agrícolas. Pero este rápido desarrollo tiene un precio elevado para el medio ambiente. El informe elaborado por la FAO sugiere una serie de soluciones para enderezar la situación como: mejorar la dieta de los animales para reducir la fermentación intestinal y las consiguientes emisiones de metano y establecer plantas de biogás para reciclar el estiércol entre otras medidas.

Menciono esta noticia porque podríamos pensar que algo tan inocente como abonar el suelo o el dulce pastar de las vacas no parece tener consecuencias, pero las puede tener si se hace de un modo incorrecto. Sin embargo, el problema no son la pobres vacas en sí, sino la cantidad de vacas, lo que comen, cómo están concentradas, cómo se gestionan sus residuos naturales, etc. Aunque resulta más fácil echarles la culpa a los animales de la contaminación que producimos que poner remedio a ello.

En el siguiente enlace pueden ver un video con imágenes bastante graciosas de los aparatos que se emplean para recojer las ventosidades de las vacas argentinas.

http://www.20minutos.tv/video/VoDhMewFoc-vacas-contaminantes/0/