Archivo | Food&Curiosidades RSS feed for this section

BUSCANDO LA FORMA MÁS RÁPIDA DE ENFRIAR UNA CERVEZA

30 May

El otro día me pasaron un vídeo del programa de televisión estadounidense de divulgación científica emitido por Discovery Channel llamado Cazadores de Mitos, en el que sus protagonistas, Adam Savage y Jamie Hyneman usan sus conocimientos y habilidades para buscar el método más rápido para enfriar una cerveza.

Utilizan 6 cervezas y cada una la enfrían por un método durante 5 minutos y luego observan cuál de todas a llegado a la temperatura óptima de refrigeración de la cerveza (2,8-4,4ºC). Los métodos que aplican son:

– Sal + hielo + agua

– Agua + hielo

– Sólo hielo

– Nevera y congelador

También prueban con un extintor con CO2 presurizado y en 3 minutos la cerveza alcanza una temperatura de 2,8ºC.

Al final obtienen que el método más rápido para enfríar una cerveza en 5 minutos es ponerla en sal, agua y hielo. Y los más lentos son la nevera y poner la cerveza con hielo solamente.

Bueno, ahora ya sabéis que cuando os llevéis la neverita a la playa o a algún festival de los que hacen en verano, si le echáis un poco de sal y lo mezcláis con agua y hielo tendréis la bebida fresquita en pocos minutos. Yo creo que voy a probarlo a ver si es verdad…

Aquí os dejo el video:

Sabias que…

16 May

He aquí otra de las estupideces humanas: invención de hamburguesas gigantes a un precio escandaloso mientras medio mundo se muere de hambre.

Dejando a un lado este comentario, como futura profesional en el campo de la tecnología de alimentos, debo apoyar la innovación en este sector y la imaginación de los grandes chefs que cada día enrriquecen nuestros platos y que también, dicho sea de paso, pueden llegar a enrriquecer nuestros bolsillos si es que algún día llegamos a formar parte de esos “exquisitos” grupos de trabajo (formar parte del grupo de investigación de El Bulli no estaría nada mal, verdad?).

Leyendo leyendo me encontré con esto. Bueno, en realidad la idea me vino a partir de un post que colgó una compañera sobre “Los alimentos más caros del mundo“. En él se hacía mención a un tipo de carne de vacuno precedente de Japón, así que a raíz de esta noticia me puse a “meditar” sobre quién demonios podía utilizar esta carne.

El resultado es este y, es que parece ser, que la dichosa ternera o buey de Kobe es utilizada para elaborar hamburguesas para sibaritas Nos las podemos encontrar en varios rincones del mundo:

  • En las Vegas, en el restaurante Fleur de Lys, con un precio que ronda los 3100€ y acompañada con un pan francés de trufas, con salsa de trufas y un exquisito paté también francés.

  • En el restaurante Estik de Madrid con un precio un poco más modesto de 85€ y servida con un pan de amapolas, tomate raf confitado, cebolla roja frita, bortes de lombarda y canónigos.

  •  Y finalmente desde los mundos de Ronald McDonald llega “The burguer“, un peazo de carne kobe de edición limitada puesta a la venta en Londres al módico precio de 120€. Según la cadena “la hamburguesa” irá acompañada con trufas blancas, cebolla champán cristal, jamón pata negra regado con vinagre balsámico de Módena, mayonesa de vino blanco, sal de roca rosa del Himalaya todo dentro de un pan espolvoreado con azafrán iraní y polvo de trufa blanca.

Uuuufff!! Menuda retahíla de mentiras y menudo sacrilegio el emplear estos nobles ingredientes en un McBurger. Lo único positivo de todo esto es que todos los ingresos derivados de su venta se destinarán a una obra benéfica.

Otra de las cosas curiosas con la que me encontré al leer sobre dicha carne es que todos los días los bueyes reciben masajes para conseguir un buen tono muscular,  se les alimenta con cerveza y se les practica un baño con sake para perfumar su piel.

40 DÍAS Y 40 NOCHES A PINTAS DE CERVEZA

4 May

¿Qué relación puede existir entre la vida monástica y la cerveza? Yo, que soy una admiradora de este fantástico y legendario zumo de cebado os lo contaré!

 Este peculiar dúo “monje-cerveza” no resulta tan raro, ya que, aunque el origen de la cerveza se remonta a los orígenes de la civilizacíón y de la agricultura, fue durante la Edad Media cuando la Iglesia adoptó la cerveza como su bebida en los monasterios. De este modo apareció la “cerevisa monacorum”, cerveza de los monjes con denominación de origen.

Las condiciones higiénicas de la época y la insalubridad del agua, que era fuente transmisora de infecciones, hizo que los monjes la hirvieran junto con cereales con lo que se obtenía no sólo una bebida más sana, sino también un alimento fuente de azúcares y nutrientes.

La cerveza cuando llegó a la Europa del Norte era una sopa turbia de pan que sólo elaboraban las mujeres como una tarea más en sus actividades domésticas. Dicha bebida formaba parte esesncial de la alimentación y permitía a las gentes de aquellos tiempos obtener energía de forma más eficiente que si sólo lo hacían a base de pan. Pero este líquido turbio evolucionó. ¿Quienes tenían tiempo para dejar fermentar la cerveza y obtener un producto de mejor calidad?. Los monjes en sus monasterios, por supuesto!

Los monjes, que eran muy listos y sabían lo que hacían, en los días de ayuno en lo que no podían comer, bebían cerveza, pero éstos no bebían la misma cerveza que los visitantes, no señor. Su cerveza se elaboraba con doble ración de malta, era más dulce, oscura y alcohólica. ¿Y pensáis que el abad bebía la misma cerveza que sus monjes?. No señor. El abad disfrutaba de una cerveza con triple cantidad de materia prima, como debe ser. 

La fascinación por  las experiencias que vivían los monjes franciscanos alemanes para sobrevivir a la cuaresma sin tomar apenas alimentos fueron las que motivaron a J.Wilson, un hombre de 38 años que escribe habitualmente sobre cerveza en un blog,  a adentrarse en un reto que consistía en comprobar que el llamado “pan líquido” era realmente suficiente para ayunar durante 40 días y 40 noches, desde el miércoles de ceniza hasta la Pascua.

Al igual que en la película de Julia&Julia (que muchos de vosotros ya habréis visto ;)), Wilson cuenta a través de su blog“Diario de un monje a tiempo parcial” cómo elaboró de forma casera este brebaje, el cual le aportaba unas 1.200 calorías por cada 4 pintas de cerveza. Por el momento, parece ser que los monjes dieron en el clavo.

Para quienes les guste tanto como a mi el mundo de la cerveza les invito a ver un documental que emitió la History Channel y que se llama “El mundo en un vaso de cerveza”, que no tiene nada que ver con la proeza de este personaje, pero que resulta bastante interesante.

Casarse en McDonald’s en China tiene glamour: McWeddings

19 Abr

¿Dejarías en mano de una hamburguesa americana el día más señalado de tu vida?

Ahora también es posible realizar tu boda al estilo Roland. La cadena de comida rápida McDonalds estrenará el 1 de enero de 2011 un servicio de banquete de bodas en tres de sus establecimientos en Hong Kong.  El banquete ofrecerá los menús habituales de esta cadena y un pastel de bodas hecho con los conocidos apple pies calientes, que se pedirán preferiblemente en caja y no incluirá bebidas alcohólicas.

La idea de las Mcweddings tomó forma por las constantes peticiones de clientes que querían celebrar allí su matrimonio por haber comenzado en ese lugar su romance, y con la intención de economizar los gastos que genera una boda tradicional.

En Hong Kong estos establecimientos gozan de mejor imagen que en otros países occidentales, donde la idea de casarse en un McDonalds les parece bastante “cutre”.

¿Qué les parece la idea? Si casarse es la principal causa de divorcio, hacerlo en McDonalds aumenta la probabilidad, chic@s! Os lo digo yo!

Sr Birdseye, gran inventor del congelador moderno.

19 Abr

     

Lo que a continuación les voy a contar es la breve historia del casual descubrimiento del método de congelación rápido para la conservación de los alimentos de manos de Clarence Birdseye, quien gracias a su “vista de pájaro” contribuyó a lo que ha sido sin duda una de las grandes revoluciones gastronómicas del siglo.

en 1925 tuvo la excéntrica idea de conservar los alimentos en hielo para posteriormente venderlos. Lo que más le preocupaba es que cuando el agua del hielo se derretía, el agua que quedaba generaba un entorno que favorecía el desarrollo de bacterias y estropeaba los alimentos.

Un buen día aburrido de su vida en New York se trasladó a La costa de Labrador (región de la costa atlántica del Cánada) y allí observó como la gente del Ártico conservaba pescado y carne fresca en barriles que contenían agua de mar, la cual era rápidamente congelada por las bajas temperaturas del frío invierno del ártico. Dichos alimentos al descongelarse se mantenían prácticamente con el mismo sabor y textura. Observó también que el fuerte viento de Labrador en invierno y la rica salinidad creaban la congelación perfecta, haciendo no proliferar las bacterias, con lo que empezó a desarrollar lo que sería el congelador moderno con ayuda de frío, un ventilador, un tipo de sal (un cubo con salmuera) y viento. La sal que utilizó fue cloruro de calcio en vez de cloruro sódico (que es la sal común),  ya que era más efectiva.

A base de muchas pruebas descubrió que la congelación rápida desarrollaba cristales pequeños que no variaban el sabor (al contrario que la congelación lenta que producía cristales grandes que si que podían afectar al sabor) y  en 1929 Birdseye encontró un comprador para su empresa de congelados, que recibió el nombre de General Foods.

Las primeras hortalizas ultracongelados, frutas, pescados y mariscos y  carne se vendieron al público por primera vez en 1930 en Springfield, Massachusetts, bajo el nombre comercial de Birds Eye Frosted Foods®.